domingo, 16 de enero de 2011

MI AUSENCIA


Río Sinú pasando por la población de Lorica - Córdoba - Colombia
(la foto la tomé yo)


Cuando muera, no me lleves flores
Llena mi tumba de brisa y espuma de mar
En vez de un epitafio lleno de cursis palabras
Dibuja en mi lápida un paisaje del Sinú acariciando el valle
En sus aguas una barca y dentro de ella dibújate tú
Así vivirá en mi muerte tu recuerdo

No vuelvas a mi sepulcro. Recuérdame viva,
Riendo o contando chistes malos
Recuerda mi mirada extraviada buscándote
Guarda mi último beso, ahí donde guardas mis secretos
No llores mi ausencia, sólo mi cuerpo se habrá ido
 dejo los poemas que te escribí
Sáciate en cada verso, imagina que te los leo al oído

No llores mi ausencia,
Porque viva ya he llorado la tuya
Y eso vale por dos.
Donde estés háblame que yo te escucho
Y mi respuesta te la doy con el beso del viento.

 



8 comentarios:

  1. Me arranco una lagrima... que triste son estas palabras.

    La muerte es natural.... pero la ausencia que causa, esa es la verdadera muerte

    ResponderEliminar
  2. No, la usencia que causa la muerte no es la verdadera muerte.
    La verdadera muerte, la defitiva, es el olvido, Arcadius.

    ResponderEliminar
  3. Qué hermoso tu poema, me ha hecho recordar un texto de Borges "Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón,
    decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que
    quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido.“

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, la verdadera muerte es el olvido...de los demás y de uno mismo.
    Besos para ti, me ha llegado tu post al corazón.
    mar

    ResponderEliminar
  5. todo desaperece pero esa escencia queda y esos versos que en la posteridad dira ese sentir derramado y hecho poesia al amor.... lindo poema sentido y profundo...

    agradesco tu visita y aun mas tu comentario se siempre bienvenida Irene... gracias de corazon

    saludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:45 p. m.

    Increíble tu poema Irene, increíblemente suave, romántico, realista, tierno, directo de un alma al alma amada.
    Lo extraordinario es que sin metáforas extravagantes y palabras sacadas vaya a saber de qué diccionario, has pintado un poema que lograría ablandar hasta un corazón de piedre, felicitaciones, fue un lujo leerte.

    Aprovecho el momento para extenderte una invitación

    Soy moderadora del portal literario “mareas del alma” y deseo invitarte a participar en nuestra página con tus poemas.
    http://www.mareasdelalma.foroactivo.com

    Allí encontrarás un grupo de pares dispuestos a compartir el gusto por las letras en un ambiente de cordialidad y alegría, donde podrás publicitar tu blog, tener una linda firma hecha a tu gusto y sentirte como en tu casa.

    Muchísimas gracias por leerme y permitirme dejarte esta invitación.

    Ojalá podamos contar con tu presencia entre nosotros, sería un honor poder compartir el espacio con una escritora de tu jerarquía.

    Un beso grande y muchas gracias por tu atención

    ResponderEliminar
  7. Es muy emotivo.
    Toca la fibra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Morir y recordar es instantáneo..los versos que has dejado nutrirán tu recuerdo de ese amor que seguro enviará palabras al viento al no tenerte..y saberte definitivamente ausente..
    Un poema que trae a la memoria viejos deseos de juveniles años..cuando la muerte nos parecia mas una separación que una unión.
    Saludos desde el sur

    ResponderEliminar

OPINANDO, PENSANDO, CREANDO...MMM
Tu libertad de expresión llega hasta donde empieza el respeto por la dignidad de los demás.